Publicado el Deja un comentario

Cuidar la piel en verano

¡Buenos días!… el verano llegó con fuerza y parece que no nos da un respiro, al menos aquí en la Comunidad Valenciana. Llevamos varias semanas con temperaturas por encima de los 38º C. Ayer 15 de Julio, según la AEmet, la radiación UV tenía un índice de 9, ¡Vamos traducido: muy alta! Con estos índices no nos debemos de olvidar de usar protectores en nuestra piel y mantener la hidratación.

La piel tiene una capacidad natural para mantener el equilibrio hídrico, ahora bien, con estas temperaturas e índices esta capacidad se ve afectada y necesitamos una acción externa si queremos mantener la salud de nuestra piel. No olvides que la piel es un órgano con funciones muy importantes para nuestro organismo, por eso hay que mantenerla sana.

En primer lugar, te recomiendo que tengas muy presente la importancia de una buena hidratación: no olvides beber agua. La cantidad va a depender de tu alimentación, la edad, el peso, la actividad que realices… pero asegúrate que bebes más de un litro y medio de agua al día. Esta cantidad se complementará con el agua presente en los alimentos: frutas, lácteos, caldos…

Es verdad que las radiaciones UVB son necesarias para la síntesis de la vitamina D. Sin embargo, una exposición sin protección adecuada frente a la radiación UV puede causar verdaderos daños en la piel que van desde una leve quemadura solar hasta un envejecimiento prematuro o cáncer de piel. No olvides usar protectores con protecciones por encima de +30. Aplícalo sobre las zonas expuestas y repite su aplicación tantas veces como sea necesario. En este punto quiero hablar sobre las pieles oscuras, los expertos recomiendan que, aunque sean pieles más resistentes y tengan un menor riesgo de padecer melanomas, deben usar también protectores solares.

Yo personalmente recomiendo las lociones de toda la vida. Son más fáciles de aplicar, se absorben mejor y te aseguras que la capa protectora sea la adecuada. Los protectores en barra solidos también me parecen una buena opción, pero para zonas pequeñas que necesiten varias aplicaciones. ¿Aerosoles…? Son cómodos, es verdad, pero muchas veces perdemos producto y no llegamos a aplicar la cantidad adecuada.

Otra cuestión que debes tener en cuenta es la formulación. Gran parte del cosmético acaba en el mar. Existen estudios sobre el daño que pueden causar en la vida marina productos como la oxibenzona.

Utiliza a diario una buena hidratación. No solo nos exponemos al sol, también los químicos de las piscinas van a castigar nuestra piel. Elimina el cloro después de cada baño y elige la hidratación más adecuada para tu tipo de piel. Tenlo en cuenta, sobre todo, en la piel de los pequeños de la casa.

Acostúmbrate a usar gorras o sombreros, tapar siempre que sea posible la piel con tejidos y evitar las horas de máxima radiación. Tu piel lo agradecerá.

Si tienes alguna duda o quieres hacer alguna consulta utiliza el formulario o deja un comentario. Espero que os sirva de ayuda… ¡Nos vemos pronto!